miércoles, 8 de febrero de 2017

Palmeros

Anda revolucionado el personal docente laboral a cuenta de la cacicada perpetrada por la presidenta del Comité de Empresa del PDIL, de CCOO. Había que nombrar a los miembros de las Comisiones de Selección de los concursos convocados de profesorado y en vez de hacerlo, como suele ser habitual, el órgano de los representantes de los trabajadores, la Comisión Permanente del Comité de Empresa, la señora presidenta habría usurpado esta función. Hay quien aventura que la próxima vez esa decisión la dejará en manos del Gerente, que para qué nos vamos a liar.

Otro disgusto han causado las declaraciones efectuadas por la exvicerrectora Sara Gómez Martín, que para darse más lustre va dejando creer que es Catedrática de la UPM, además de atribuirse gratuitamente otros méritos. Bien es cierto que esta categoría académica está algo devaluada, pero socialmente todavía tiene mucho relumbre, además de ser requisito imprescindible para el acceso a algunos puestos, como el de Rector. Comentarios como éste, proferidos en la entrevista, "las chicas, cuando tienen 15 o 16 años, se hacen pequeñas ante retos como la Física o las Matemáticas", no han sentando nada bien entre otras mujeres de la UPM, indignadas ante semejante despliegue de cinismo.

4 comentarios:

  1. Se acaba de convocar con carácter extraordinario y urgente a las 17:15 de hoy la Comisión Permanente del Comité del PDIL para designar a los miembros por la representación de los trabajadores en las Comisiones de Selección previstas.
    Al Rector Cisneros le tocará firmar otra vez las resoluciones correspondientes, problablemente. Qué se le va a hacer.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/2/17 14:57

    Pero ¿por qué le das tanta importancia a la tal Sara? .... Ya ves... Humo y que molesta a las mujeres..
    Con lo que dice, ¿cómo habrá aprendido ella la Física y las Matemáticas?
    ¿Ella se ha empequeñecido, y por ese complejo, le gusta decir que es la Primera Directora de Escuelas Universitarias Ing. Técnica?

    Infórmate:
    http://www.tecnicaindustrial.es/tifrontal/a-2002-La-mujer-ingenieria.aspx

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8/2/17 15:00

    Lo que dices en el primer párrafo, ¿es verdad?


    Vaya falta de calidad institucional. Si lo lee un niño, preguntaría a su padre si esos que hacen eso eran hijos de esos franquistas de los que se habla algunas veces.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/2/17 19:15

    fyi:
    CALIDAD Y CORRUPCIÓN:
    https://ubr.universia.net/article/view/905/influencia-corrupcion-implantacion-iso-9001

    Muchas organizaciones obtienen certificado de calidad sólo como una forma de mejorar su imagen, A un coste mínimo, sin ningún cambio real en el sistema de gestión de calidad de la empresa.
    Esto supondría una importante crítica al sistema de funcionamiento de la certificación y una pérdida de confianza en la norma.

    Los resultados obtenidos sugieren que cuando el PIB per cápita de
    un país es lo suficientemente alto para que las empresas dispongan
    de recursos suficientes para obtener la certificación, la
    corrupción en el país podría favorecer o facilitar a estas empresas
    la certificación, ya que entre los países económicamente más
    desarrollados, a más corrupción, mayor número de certificaciones.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados. Respeto y nada de insultos. Gracias.